Nube de Mentiras

De Nuestra (des)Consideración

Nuestra institución no se responsabiliza por daños a la moral, faltas de respeto, discrepancias con el autor, uso de términos soeces en extremo, mala ortografía, pensamientos retrógrados o machistas, libertinaje textual, exceso de librepensamiento, pacatismo en algunos casos, progresivismo incontrolado, defensas a la promiscuidad, apoyo al uso autocontrolado de barbitúricos y estupefacientes varios, generación de animadversiones.................. ............ Mal que mal, usted llego sólito aquí, vea usted si se queda

viernes, 14 de agosto de 2009

Una noche, una calle, una motocicleta

Antes que todo algunos ya sabrán que estoy en una casa flotante y el mal clima arrecia en el sur de Chile mi internet no anda muy bien, básicamente por q cada vez que el viento azota mueve la casa cambiando la orientación de la antena de Internet y por ende casi no tengo. es por eso q les pido disculpas por mi ausencia pero ya pronto se normalizara la situación (espero)... por el momento les dejo un beso y un abrazo a mis queridos lectores y prometo ponerme al día con vuestros blogs... Así q nada... Saludos desde el SudOeste!!!

______________________________________________________________________

La puerta se cerró con un portazo que estremeció el edificio completo. Salio con una cara de odio desde su departamento en el piso 3 del 5888 de la Gran Avenida General Carrera. Bajo por la escalera, no quería quedarse esperando el ascensor, el cual seguramente demoraría unos segundos y le daría tiempo a ella para salir a detenerlo.

Mientras bajaba las escaleras de tres en tres escalones pensaba en los sucesos q lo habían llevado a tal situación.

Titubeó un momento al llegar al estacionamiento, no sabia si salir en su Toyota Auris negro del 98 o en su querida Yamaha Virago. Se decidió finalmente por la motocicleta, pensó que quizá el viento en su cabello lo tranquilizaría. No sabia donde ir, solo pensaba en que debía alejarse del lugar lo mas rápido posible, quería estar lejos, pensar por algún momento, mal que mal el cariño que sentía por la mujer era bastante, ella lo había levantado, lo había sacado de la gran depresión de en la que había caído esa tarde, después de que la mujer a la que había amado durante tanto tiempo, decidió dejarlo por no poder superar la infidelidad que el había cometido y lo dejo llorando en la mesa de aquel café.

Eventualmente después de aquella experiencia, en la que había perdido para siempre a la única mujer que había amado, comenzó a gestarse un cambio en el, finalmente se dio cuenta que no podía tratar a las mujeres como un instrumento, y se dio la posibilidad de establecer una relación a largo plazo, si bien, no cimentada en el amor q el había descubierto en su relación anterior, sino en el amor que esta nueva mujer le tenia y en el agradecimiento que el le prodigaba por haberlo rescatado del inframundo en q se sumió por mas de 8 largos meses…

Salio del estacionamiento y recorrió la calle Varas Mena hasta la Gran Avenida donde doblo hacia el norte. Ya corría un año desde q había entablado esta nueva relación y para ser sincero se sentía relativamente cómodo considerando que definitivamente no la amaba. Ella si, lo veía en su mirada, reconocía el brillo de sus ojos cuando el llegaba tarde y cansado y ella se desvivía por atenderlo sin esperar nada a cambio, el lo sabia y por eso le estaba agradecido y se debía a ella por respeto y gratitud. Sin embargo se sentía incompleto, sabia q ella lo daba todo por el, pero no era capaz de darle lo que ella quería. Se lo había dicho y aun así ella estuvo dispuesta a estar con el, aun sabiendo q nunca seria capaz de reemplazar en su corazón el amor q el había sentido alguna vez.

Doblo por Departamental hacia el Poniente, quería dirigirse a la Avenida Norte-Sur, donde podría beber la velocidad y sentir el viento q apagase su sed y sus resentimientos. Desde ya 2 meses que las cosas no estaban marchando, no por q ella no quisiese, mas bien era el quien se daba cuenta q no podría seguir viviendo una mentira. Desde aquella ves en q volvió a pasar por ese café, el cual había vedado por ser el último lugar donde vio a su antiguo amor.

Se acercaba a la Norte-Sur, acelero al máximo para lograr alcanzar el semáforo antes q pasase de amarillo a rojo, sin embargo no lo logro. Disminuyó la velocidad, y en ese preciso momento lo vio, el Chevrolett Spark Azul rey con el vinilo del caballo en la puerta trasera. No había otro igual en Santiago, supo inmediatamente q era ella, la dueña de los sueños que lo agobiaban cada noche desde ya mas de dos año.

Se detuvo en el semáforo mientras veía como el vehiculo se alejaba, durante unos segundos pensó en cual debía ser su actuar. El tiempo había pasado y quizá ella ya tenia una nueva relación. Ese era el destino, ella siempre lo dijo, pero, no era el mismo destino quien lo haba conducido hasta aquella esquina esa noche?, no era el destino el q le había permitido verla?, seria esa una señal?

Antes que el semáforo se pusiese en verde decidió darle alcance, quizá solo para decir hola, quizá para tomar un café o una buena cerveza, ponerse al corriente de sus vidas, charlar sobre lo humano y lo divino, tal como lo hacían antes, cuando eran felices.

Puso primera, y acelero, giro hasta la caletera puso segunda, extrañamente sintió como que la motocicleta avanzaba más rápido de lo acostumbrado y su cuerpo se dejaba abducir por la inercia. Su cabeza callo hacia atrás y sus manos no fueron lo suficientemente fuertes para asirlo a la motocicleta. Vio como su querida Virago perdía estabilidad mientras el salía disparado hacia arriba. Su moto era arrastrada por el suelo y se perdía bajo el parachoques del camión. Sintió un golpe en las piernas y el mundo dio mil vueltas hasta que un Crash! Silencio su mundo y todo se volvió oscuro…

Parecía un mal día para salir en motocicleta

19 comentarios:

Jolie dijo...

auch!

no se si exclamar por el golpe del encontronazo contra el suelo y el crash.

o auch! porque con este tiempo anormalizado de vientos y casas flotantes inestables

andas medio perdido...

un beso

Sonia. dijo...

la mente es tan poderosa en tantos sentidos.cuando hay un momento de encuentro como eso es inevitable que piense en eso, cuando piensas tanto en alguien lo llamas con la mente, puedes hacer que las cosas pasen, pienso que si... mas que destino, mas que un juego de probalidades, uno es capaz de manejar esas situaciones consiente o inconsientemente, lastima del encontronazo... cuando lei que le gustaba sentir el aire en el cabello por la velocidad, dije este no usa casco... y mira que lo necesitaba. =0S


esa adrenalina que te recorre gracias a la velocidad es de las cosas mas sensuales que hay!, me encanta.

un beso

San.. dijo...

Que cosas!

Lei la introdución... luego la historia.... luego recorde una conversación con un cafe sin cobrar.....

Las cosas pasan por algo! es lo que se me vino a la mente luego de eso....

Algo quiso que a la última persona que viera antes de caer.. fuera ella.
=)

pd.. la lluvia me pone nostalgica..
pd2... eso de casa flotante se lee guai!! (si lograra olvidar que vives con puros hombres.. y eso de los olores y demases.. jajajaa..)

Zuresh dijo...

esta bueno el cuento...lo de los autos le da un toque...eso como de amor en la ciudad, me gustó

saludos y suerte con lo del internet!

la MaLquEridA dijo...

Pancita, con razón no te oigo bien.
Espero que estés muy requete bien.

Un abrazo muy fuerte para ti mi muy querido.

Carolina dijo...

El destino, a veces, más que darnos oportunidades nos quiere refregar en la cara lo que no tenemos ¬¬



Suerte en tu casa flotante :)

MauVenom dijo...

Amigo ya no sé cuando hablas de tu vida o estás haciendo un poco de narrativa

o estás mezclando las dos

me deja triste esto

el mal día quizá no fue el de la motocicleta si no el de la infidelidad que lo propicio todo al fin.

Abrazo.

Mafalda Marinela dijo...

A veces la vida o Dios te regala ese ultimo momento perfecto pero simple antes de irnos.... desgraciadamente no sabemos valorar las cosas "comunes" de la vida... por eso cada momento como si fuera el último por que no sabemos si en vdd eso será.---

Excelente!!!

pd: se le extraña!

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Jo!:

Si pos, perdido en los canales de Chile... Vieron un mapa de este lugar?...

Bella Sonia:

mmm... si, quizá... osea... aveces me cuesta eso de creer en capacidades extrasensoriales o cosas por el estilo, aun cuando algunas personas me han demostrado lo contrario... aun así me resisto a creer en cosas q no comprendo

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

San..:

AJajaj lo de las casas flotantes habitadas solo por hombres tiene un dejo a "El señor de las Moscas"...

Un café sin cobrar... dichos y cuentos, mas q solo un café!!!

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Zuresh:

Gracias... hay un no se que en los autos, aun q no soy un gran chico tuerca, q asocia la vida en la ciudad como bien dices

Masquerida:

Si, aun q estamos muy lejos, mas q antes... estoy bien... te dejo un abrazo también

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Carolina:

Q frase mas decidora... así es al parecer...

Mau:

Amigo mio
Q mas decir, no es la vida misma un poco de verdad e imaginación?... así es pues como veo q las cosas pasan y si bien los fondos son los mismos, son las formas las que podemos moldear para darlas a conocer...

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Mafalda Marinela...
Zully era mas cortito... era ma fácil de escribir... ajajaj... pero bueno, aun me paseo en sus blogs, aun q me cuesta postear... hoy salio el sol, o bueno hay luz.. ajajaj... pero bien

... si a disfrutar cada momento como si fuera el ultimo...

NTQVCA dijo...

Auch!,me dolío!, pero que sabe uno de malos días para hacer o no hacer las cosas.
Que bonito, una casa flotante!

MIN... dijo...

Supongo que finalmente que si fue una señal del destino y que iba a su encuentro... maldito ka!

Ivanius dijo...

Casi nunca hay días perfectos, pero sí hay encuentros verdaderos. Buenos no sé, pero verdaderos. Esos que lo tiran a uno del caballo, de la silla... o de la motocicleta. Esos que dejan pensando, cuando los tenemos, en que tal vez serían buenos para una hiatoria, si es que son una historia.

Algo sucede con mi lector de feeds (y el de la pocilga) que no se actualizan tus entradas. Pero aquí sigo. Un abrazo.

Pelusa dijo...

Sip, era un mal dia... mas bien ya llevaba una larga racha de malos dias. Esas mentiras en las que a veces eligimos vivir nos van envenenando a poquitos y al final nos hacen explotar por algun lado.
Pobre Luka!
Y.. que sigue?

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Nubecita:

No poh, tu lo has dicho, solo nos queda salir y enfrentar lo q se nos presente cada día...

MIN:

Ja... mirándolo desde cierta óptica así es, pero no te parece irónico que la vida o la muerte nos tiente con carnadas que saben nos harán picar para enrostrarnos nuestra vulnerabilidad?

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Ivanius:

Yo discrepo esta vez, TODOS los días son perfectos, mal que mal cada día que pasa con sus pros y sus contras van formando la persona que terminamos siendo, un ser único y perfecto, con ideas y motivaciones...

Ja... Me di cuenta de eso hace mucho, se quedo pegado en la entrada de las farándula ajajaj, aun así aquí te veo...

Pelusa:

Muchos días malos, como dicen el Karma nos persigue, si no en esta, en la otra.
Bss

Like Bird Song's

Obra bajo licencia Creative Commons

Creative Commons License